Da igual donde vivas.
Da igual donde estés.
Da igual que llegues o no a ser, porque tú no eres realmente lo que crees ser.
Da igual que tengas más o menos, o nada; pues todo es prestado, no hay nada tuyo.
Da igual viajar o no viajar, pues no hay viaje que sacie tus ansias de libertad.
La Libertad es la liberación de las Emociones, que crean Pensamientos, que nos atan a este mundo ilusorio y nos arrastra al sufrimiento.
Libérate de esa mente en constante movimiento.
Cuanto más consciente seas de que todo menor será tu apego.